Requisitos para la formulación de hipótesis

¿Qué es la hipótesis?

Deriva del griego Hypotithemi “lo que se pone a la base de algo”. Las hipótesis indican lo que estamos buscando o tratando de probar y pueden definirse como explicaciones tentativas del fenómeno investigado formuladas a manera de proposiciones. Pueden ser o no verdaderas, según Hernández Sampieri.

Otros autores indican que son proposiciones afirmativas que el investigador plantea con el propósito de llegar a explicar hechos o fenómenos que caracterizan o identifican el objeto de conocimiento.

La explicación como fase del conocimiento científico acude a la comprobación y verificación de los hechos observados. Para ello se formulan proposiciones que, evaluadas por la práctica, utilizan procedimientos rigurosamente establecidos; tales proposiciones se conocen como hipótesis de trabajo.

“Método de investigación en las relaciones sociales”, indica que la hipótesis no es más que: “Es una proposición o principio aceptado quizá sin fe, con el objeto de obtener consecuencias lógicas y por este método comprobar su acuerdo con los hechos que son conocidos o que pueden ser determinados” . (Claire Selltiz)

Las hipótesis de trabajo se plantean con el propósito de llegar a explicar hechos o fenómenos que caracterizan o identifican el objeto de investigación. Formular hipótesis implica un pleno conocimiento del problema, al igual que el correcto manejo de un marco teórico. Por esta razón, su planteamiento es posterior a estas fases en el diseño propuesto.

“Hipótesis es una proposición enunciada para responder tentativamente a un problema. Proposición es un conjunto de palabras que expresan un sujeto y sus atributos gramaticales, relacionados entre sí por un verbo. El adverbio tentativamente dice que proponemos la respuesta sin saber aún si las observaciones, hechos datos, la comprobarán o la refutarán” (Ladrón de Guevara, 1978)

Con el propósito de aclarar algunos aspectos que deben tenerse en cuenta para la formulación de hipótesis, a continuación se mencionan cinco requisitos propuestos por Carlos Eduardo Méndez Álvarez:

Requisitos para la formulación de hipótesis:
  • Han de presentar propuestas provisionales al problema de investigación. Debe existir una relación directa entre el objeto de investigación planteado, el marco teórico en que se va a analizar y la hipótesis propuesta.
  • Deben formularse de manera que sus enunciados puedan someterse a prueba; así se podrán demostrar y explicar hechos o fenómenos planteados anteriormente, lo que será posible a partir de la recolección de información y su análisis posterior, ya sea de carácter primario o secundario, por parte del investigador.
  • Deben formularse en términos de relación o causalidad. Tal relación o causalidad entre hechos puede presentarse entre hechos sencillos o complejos, unidimensionales o multidimensionales. Para ello han de identificarse variables independientes y dependientes. La variable independiente es aquella que por su existencia provoca, produce o genera la aparición de hechos dependientes de ella. Las hipótesis que establecen la presencia de uniformidades empíricas no necesariamente implican esa relación o causalidad, por ser descriptivas. Ejemplo: en Chincha Alta, las empresas de pequeña escala presentan un tipo autoritario de organización y dirección. Para este caso, la variable independiente serán las empresas de pequeña escala. Variable dependiente: el tipo autoritario de organización y dirección. Lo anterior significa que el estilo de dirección es una consecuencia del tamaño de la empresa. Tal aseveración, expresada en su interrelación y causalidad, será el propósito en la demostración que se pretenda hacer en el desarrollo de una investigación.
  • Deben plantearse en la forma más sencilla posible, tanto en términos de implicaciones teóricas como en referencia al número de variables que incluyen. También deben “ser, en lo posible, más concretas que abstractas y más simples que complejas. Más concretas en el sentido de que tengan relación directa con referentes empíricos, es decir, con rasgos observables en la realidad”. Una hipótesis sencillamente formulada, además de no introducir mayores complicaciones lógicas y de provocar respuestas precisas y claras, facilita su comprensión y, por tanto, que su significado esté fuera de toda duda.
  • Debe evitarse el empleo de términos adjetivos y juicios de valor que induzcan a expresiones subjetivas. La hipótesis debe responder a una realidad observada en forma objetiva e imparcial; por ello no puede estar ligada a creencias o sospechas personales inferidas por juicios de valor.

Deja un comentario

No hay productos en el carrito.

Chatea con nosotros por WhatsApp
1
X